Quirón-Géminis-Mercurio-Astrología | Centro Atenea
17819
post-template-default,single,single-post,postid-17819,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

Quirón en Géminis

Quirón en Géminis

QUIRÓN EN GÉMINIS

Géminis es el primer signo social y del elemento aire del zodíaco en la carta astral. Nos habla de cómo nos relacionamos con nuestros vínculos, especialmente los más cercanos: hermanos, primos, vecinos, amigos, etc. Por otra parte, al ser un signo intelectual y mental, también se refiere a nuestra capacidad de aprender, comprender y compartir conocimiento.

Cuando vemos Quirón en Géminis (muy similar a tener aspectado a Quirón con Mercurio, el regente de Géminis), creemos que no tenemos la capacidad suficiente para asimilar información. También tenemos miedo a expresarnos de manera oral o escrita. Pensamos que no nos van a entender.

Como hemos ido viendo con Quirón en Aries y Quirón en Tauro, este asteroide nos muestra una herida inconsciente que no sabemos manejar. Como un complejo que nadie ve. El impulso es batallar internamente toda la vida, porque Quirón no desaparece.

Quirón en Géminis es una herida que sentimos desde la infancia. Por ello, ya desde entonces nuestras relaciones pueden ser difíciles. Nos podemos sentir rechazados o apartados, fiel reflejo de lo que sentimos por dentro. No tenemos el suficiente valor para defender nuestra capacidad intelectual. Sea la que sea, nos sentimos inferiores.

Con Quirón en Géminis es normal tener mucha actividad mental. Esto supone un gran desgaste energético. Pero la clave no es “batallar”, es aceptar e integrar que hemos venido a asumir ese reto.

Personas tímidas, retraídas, calladas o con algún problema físico evidente como tartamudez, problema de audición o de garganta, así como déficit a atención, son casos en los que podemos ver a Quirón en Géminis. Es importante recalcar que esto no tiene nada que ver con que tengan las capacidades intelectuales mermadas. No son “tontas”, aunque a veces lo piensen.

Su reto será superar este conflicto que les paraliza todo el tiempo. Según sea la situación y signo de Mercurio en la carta, la persona gestionará sus emociones de una u otra forma. Con el tiempo se vuelve más estudiosa. Siente un impulso a acumular información para compensar esa “falta”, pero se olvida de su parte intuitiva. Se vuelve más racional y esto puede crear una desconexión con su ser interior.

Cuando se madura esta herida, aparece una persona tremendamente capaz de enseñar a otros a escribir, a hablar, a compartir y a tener mejores relaciones entre sus vínculos. Especialmente con los hermanos. Es común, además, que adquieran habilidades nuevas derivadas de esa falta. Esto ha hecho que se desarrollen intelectualmente de una manera original. Con la premisa de poder ayudar a otros a superar sus dificultades con unas herramientas diferentes e innovadoras.

El gran don de Quirón en Géminis es hacerse entender y ayudar a otros a comprender que siempre hay un camino que nos permite evolucionar y mejorar cuando sueltas el miedo.

Lola Juan

Coach Astrológico

No hay comentarios

Deja un comentario