La Emoción de Cáncer-Astrología-Centro Atenea-Montijo-Badajoz.
17290
post-template-default,single,single-post,postid-17290,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

La Emoción de Cáncer.

La Emoción de Cáncer.

Con el signo de Cáncer llega el espíritu protector al zodíaco. Llegan los vínculos, el cuidado, la integración, la estabilidad, los sentimientos; con  Cáncer aparece la familia, el clan y las relaciones permanentes.

En artículos anteriores, hablábamos de Tauro como signo que crea  apegos entre personas y temas materiales, pero encuentro que la energía de Cáncer, por su gran sensibilidad y emocionalidad, tiene necesidad de crear un cordón umbilical en torno a la persona y sus seres más cercanos, por tanto, el apego no es exclusivo de Tauro.

Cáncer quiere pertenecer y sus vínculos se transmiten de generación en generación, así que hay una memoria y una historia en la que se intercambian los cuidados, la nutrición y la protección.

Son personas que tienden a guiarse más por los sentimientos que por la razón ya que el regente de este signo es la Luna, representación de la madre; por ello, el arquetipo de Cáncer supone tener cualidades maternales de cariño, calidez, afecto y entrega, todo rociado de una gran sensibilidad.

En contra de lo que pueda parecer cuando describimos a Cáncer como arquetipo que nos ofrece seguridad y cuidado, son personas tremendamente vulnerables, que tienen miedo a los cambios, al futuro, a lo desconocido, porque su energía procede del clan familiar y cuando éste desaparece llegan las inseguridades, la melancolía, la parálisis, la falta de agresividad y la inacción para tomar decisiones.

Cáncer se vuelve vulnerable porque no encuentra un mecanismo natural a través del cual expresar sus emociones. Para sacar a un canceriano de ahí haría falta ver el resto de su Carta Natal y ver dónde tiene sus potencialidades y sacarlas a la luz porque seguro que son muchas. Todos los signos tienen sus luces y sus sombras, hay que conocer ambas partes para tener un buen conocimiento de uno mismo.

No hay comentarios

Deja un comentario