Ascendente en Geminis-Hermanos-Astrología-Centro Atenea-Montijo.
17522
post-template-default,single,single-post,postid-17522,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

ASCENDENTE EN GÉMINIS:EN LAS DIFERENCIAS RESIDE LA UNIDAD

ASCENDENTE EN GÉMINIS:EN LAS DIFERENCIAS RESIDE LA UNIDAD

Con Ascendente en Géminis la vida está llena de vínculos. Los contactos son fundamentales para la existencia. Los  primeros y más significativos son con los hermanos.

La conciencia de este signo de aire nos hará experimentar que nada es estático ni se puede estar aislado. Aparecerán personas intelectuales, con grandes conocimientos, personas que se mueven mucho, rápidas, con visión comercial, locuaces, simpáticas, chistosas, con tendencia juvenil y habladoras, a veces más de la cuenta. Es esencial aceptar la llegada de todos estos maestros, especialmente a los hermanos.

Entender que el otro es diferente y tengo que respetar su individualidad es parte del aprendizaje. No podemos pretender que sea igual a nosotros, tenemos que hacer frente a las diferencias, sino, el destino nos devolverá la pelota con alguna persona que no deseamos o una relación traumática, especialmente con hermanos.

Géminis y su Energia:

La energía de Géminis supone un gran salto con respecto a la de Tauro. Ya no hablamos en términos fijos y compactos, sino de apertura y flexibilidad. Dejamos el elemento Tierra por el de Aire. El cambio es enorme teniendo en cuenta que en la memoria siempre queda la anterior energía, por eso resulta tan difícil.

Pero para entendernos a nosotros mismos, también hemos de tener en cuenta otras energías en la Carta Astrológica. Hemos de saber que para un Ascendente en Géminis, Virgo se encuentra en Casa 4 (nuestras raíces y base emocional), Capricornio en Casa 8 (nuestros miedos y lo que debe ser trascendido) y Tauro en Casa 12 (lo que no vemos y no sabemos manejar); esto supone tener una energía de base muy lenta y que hay que trascender.

Por tanto, hay muchos condicionamientos para que una persona con Ascendente en Géminis sea alguien poco adaptable, práctica, seria y responsable, en contra de una energía contraria que tiene que experimentar, donde la vida le dará motivos para que se abra, para relacionarse con sus hermanos y otras personas, para reírse. Ciertamente, no es nada fácil, pero este Ascendente lleva a descubrir que tras las diferencias reside la unidad.

Lola Juan

No hay comentarios

Deja un comentario