Luna en Virgo-Astrología-Centro Atenea-Montijo-Badajoz
17772
post-template-default,single,single-post,postid-17772,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

Luna en Virgo

Luna en Virgo

LUNA EN VIRGO. Orden y servicio

Esta es la lunita más servicial de todas. Una Luna que busca encontrar el equilibrio y la armonía en todos los aspectos de la vida a través de ideales profundos y nobles dedicados al servicio a los demás.

El sentido de la vida es poder ayudar y sostener a otros, ya sea a través del conocimiento o del trabajo, sea remunerado o no. Ante esta disposición, es necesario tener un buen discernimiento, pues se puede ser demasiado confiado e influenciable por su buen corazón y volverse muy susceptible.

Aunque Virgo se lo cuestiona todo, todo lo analiza, cataloga y observa, los sentimientos de la Luna son muy fuertes y pueden confundir, es decir, las emociones mueven el orden de Virgo. Se empatiza con facilidad, por ello se necesita el discernimiento. Es una Luna que necesita ese orden para posicionarse bien en la vida y mantener una autoestima e imagen fuertes. Por ello, no es conveniente instalarse en la culpa y en las dudas sobre uno mismo.

Dentro de este orden que se convierte en rutina, son necesarios los cambios para poder evolucionar personalmente, por ello, una persona con Luna en Virgo no debe instalarse definitivamente en un mismo rol. Puede ser servicial, ordenada, empática, pero tener derecho y necesidad de concederse otras emociones: saber que puede llorar, gritar, tener miedo, sentir un inmenso amor, hacer alguna travesura, etc, incluso, ser desordenada.

Virgo y su domicilio, Casa 6, nos hablan del trabajo, pero también de la salud a través del trabajo que se realiza, por eso es tan importante estar alerta. Si la persona se excede en el servicio a los demás, la salud se puede resentir. No le importa hacer los trabajos que otros no quieren, pero esto puede pasar factura si, en realidad, está haciendo un oficio que no le corresponde.

Virgo es muy mental, por lo que hay, de vez en cuando, un constante “machaqueo” en la cabecita que puede llevar a la persona a tener problemas digestivos o nerviosos derivados de un gran desasosiego interno. El signo de Virgo está asociado a los intestinos y, si se encuentra la Luna, los asuntos emocionales cobran mucha importancia.

Lo positivo, la gran estructura y capacidad mental de Virgo a la hora de discernir con madurez y dándose cuenta de la realidad.

Lola Juan

 

No hay comentarios

Deja un comentario